Juan de Tassis y Peralta, Conde de Villamediana (1582-1622)


Poeta español, nacido en Lisboa. Estuvo en la corte de Felipe III y tuvo por maestros a Jiménez Patón y a Luis Tribaldos de Toledo. Se casó en 1601 con Ana de Mendoza; por practicar con exceso el juego fue exiliado a Valladolid en 1608. Viajó por Italia y conoció a Marino; en 1617 volvió a Madrid, pero de nuevo fue exiliado en 1621, esta vez a Andalucía, por sus mordaces epigramas. Intentó seducir a Isabel de Borbón, esposa de Felipe IV y se cuentan varias anécdotas: mientras se representaba en Aranjuez La gloria de Niquea, obra basada en un episodio del Amadís de Grecia, parece ser que incendió el teatro para sacar en brazos a la reina Isabel; también se cuenta que durante la representación de un torneo en Madrid, apareció Tassis con una cinta formada por reales de plata y dedicó sus hazañas a la reina con la frase de ambiguo significado son mis amores reales. Durante sus estancias en la Corte fue un asiduo frecuentador de las tertulias literarias. Conoció y trató a los poetas más celebrados de su época, caso de Lope de Vega, Mira de Amescua o los hermanos Bartolomé y Leonardo de Argensola. Don Luis de Góngora prologó su obra La gloria de Niquea.

Murió asesinado en Madrid, y pudiera ser que el asesino actuara con el consentimiento del rey, cuando regresaba de palacio acompañado por su amigo Luis de Haro.

Obra.

El lenguaje de la poesía renacentista comenzaba a sufrir un proceso de desgaste a finales del quinientos, lógico tras su prolífica andadura a lo largo del siglo. Don Luis de Góngora y Argote ofreció una nueva forma de expresión poética con la que revolucionó los manidos recursos líricos. Su propuesta literaria no pasó inadvertida para sus contemporáneos, hasta el punto de obligar a todo escritor de entonces a tomar partido por una de las dos facciones desencadenadas: o convertirse en un acérrimo detractor o en un ferviente admirador, es decir, en conceptistas o en culteranos. No es de extrañar, pues, que una personalidad como la de don Juan de Tassis, hombre de gustos refinados y con un sentido estético original y ajeno al de la mayoría, optase por seguir los pasos literarios de Góngora. Se ha dicho, incluso, que las Fábulas de Villamediana son más gongorinas que las del propio poeta cordobés.

Escribió más de doscientos sonetos, de exquisita elaboración; uno de los más originales es "A la muerte de la reina Margarita". Entre el resto de composiciones destacan los poemas extensos de tema mitológico, como Fábula de Apolo y Dafne, Fábula de Venus y Adonis y, sobremanera, Fábula de Faetón, escrita en octava rima. Compuso, además, redondillas de tema amoroso, sátiras, epigramas y otras composiciones de tema religioso y encomiástico.

Su obra completa se publicó en Zaragoza en una edición póstuma (1629), bajo el título de Obras.

Enciclopedia Universal Multimedia ©Micronet S.A. 1998


Created: Wednesday, March 17, 1999, 5:49:52 PM Last Updated: Wednesday, March 17, 1999, 5:49:52 PM